Mazalosa, optimizando los procesos a través del ERP

Mazalosa S.A. es uno de los principales fabricantes de indumentaria femenina de Argentina. Tiene más de 40 años en el mercado, con cuatro marcas que apuntan a distintos perfiles, Portsaid es la más conocida. Exportan a México, Ecuador, Chile, Paraguay y Uruguay. Cuenta con 450 empleados dentro de una organización muy diversa, compuesta por el sector de venta propia directa, canal mayorista, franquicias y exportación. Posee aproximadamente 40 locales propios, 40 franquicias y cerca de 250 clientes. Los productos salen de la planta diseñados, producidos y distribuidos hacia los distintos puntos de venta.

Christian Vitale, Jefe de Sistemas comenta: «Cuando nosotros decidimos salir a buscar un sistema en el mercado teníamos un ERP que manejaba la contabilidad, gran parte de la administración y finanzas, otros sistemas hechos a medida y un software que centralizaba la información y la comunicación que tenía con los locales.
La problemática básicamente era la siguiente: por esta distribución de distintos software no teníamos una información consolidada, no teníamos los procesos bien acentuados en un sistema integrado que respondiera a cada una de las necesidades de la compañía. Teníamos falencias también en la transmisión de información con los locales. Así que salimos a buscar un sistema que tratara de resolver todas las expectativas que nosotros teníamos, de información, de unificación de procesos y de una comunicación firme basada en el ida y vuelta de la información.»

Juan Pablo Calarame, Líder de Proyecto explica: «Toda implementación no deja de ser traumática en un punto, en el punto que genera un cambio en la organización y ese cambio obviamente hay que atravesarlo. Nosotros siempre nos pusimos el objetivo de atravesar rápidamente los cambios acompañándolos con todas las herramientas y el equipo necesario para que cuando hubiera imprevistos, que siempre los hay, poder resolverlos rápidamente. Con BAS y el equipo interno que hemos armado para la implementación, nos sentíamos seguros y tranquilos de atravesar esas situaciones y si bien hubo cuestiones que fueron saliendo a lo largo de la implementación, siempre tuvimos la solución tanto interna como de BAS para poder atravesar esos escollos. Hoy en día la dinámica del negocio permanentemente genera nuevos desafíos e impedimentos que se van solucionando con nuevas mejoras, nuevos requerimientos y eso es algo en el que permanentemente nos sentimos acompañados con BAS. Algo que valoramos, y mucho, fue la posibilidad de tener trazabilidad de la información. La trazabilidad era algo que necesitábamos no solamente para la integridad sino también para la consistencia, para poder tener un seguimiento de punta a punta de todos los procesos, de todas las operaciones. Eso fue algo muy valorado que lo obtuvimos también con la implementación de BAS.”

“El proceso de implementación se realizó de la siguiente manera: tanto para el análisis como para el diseño, procuramos crear equipos de trabajo internos como externos. Desde el lado de Mazalosa seleccionamos usuarios claves (keyuser) de cada sector que nos permitieran definir las problemáticas que ellos estaba teniendo, porque siempre un cambio de software permite la revisión de procesos, la revisión de cómo se deberían hacer las cosas y no se están haciendo bien. La incorporación de un software nuevo nos permitía también esta revisión y ver cómo implementarla a través de
ese software. Entonces armamos equipos de trabajo que estaban referenciados en cada uno de los sectores y de parte de Buenos Aires Software contamos con un equipo de profesionales que nos ayudaron en el análisis, en el diseño, en la implementación y en la documentación de cada uno de nuestros procesos y módulos que íbamos a implementar. Nosotros arrancamos en el mes de agosto en casa central con una implementación que duró aproximadamente un mes o mes y medio hasta que iniciamos la implementación de Quick POS en las sucursales. Como tenemos varias marcas decidimos comenzar con aquellas que tuvieran un volumen menor de operaciones para que no existiera riesgo en la operatoria. Así que una vez que arrancamos con esta marca nos volcamos a la marca principal de la compañía y este proceso duró aproximadamente 6 meses. Un tiempo después cuando tuvimos desarrollada la herramienta BAS Router pudimos incorporar a las sucursales que eran las franquicias” afirma Christian Vitale, Jefe de Sistemas.

«Estamos muy conformes, obviamente esperamos más de los sistemas y les exigimos porque nosotros estamos siempre con la necesidad de los usuarios, en el día a día y necesitamos cubrir esas necesidades con una solución de sistemas. Si bien buscamos la solución dentro de lo que existe, dentro de las funciones que nos brinda hay permanentemente nuevas necesidades que van aflorando y es necesario poder encontrar un acompañamiento del software para ir agrandando esa dinámica” destaca Juan Pablo Calarame, Líder de Proyecto.

«Algo que valoramos y mucho fue la posibilidad de tener trazabilidad de la información. La trazabilidad era algo que necesitábamos no solamente para la integridad sino también para la consistencia, para poder tener un seguimiento de punta a punta de todos los procesos, de todas las operaciones”.

Juan Pablo Calarame. Líder de Proyecto., Mazalosa